viernes, 18 de marzo de 2016

No quiero saber de ti...


No, no quiero saber de ti.

No quiero saber cómo estás, ni si te va bien...

No quiero torturarme viendo fotografías de ti con otras personas siendo feliz, o aparentando serlo.

No quiero saber de ti, por mi bienestar, por mi paz.

No quiero verte en la calle y tener que fingir sorpresa y tener que saludarte por educación, de verdad, ni siquiera por educación desearía saludarte.

No quiero verte, no quiero hablarte, no quiero saber que sigues aquí.

No quiero que me preguntes cómo estoy, ni cómo me ha ido, no me interesa lo que hayas hecho y créeme no creo en tu interés por saber de mi.

Estoy bien, de verdad, no me hace falta tu presencia y mucho menos tu interés barato. Ve y sé feliz, algo que no pudiste ser conmigo, algo que creí ser contigo, que error tan grande.

No puedes imaginar lo que soy ahora, en quién me he convertido y todo lo que aún me falta por ser.

jueves, 3 de marzo de 2016

No fuiste ese amor... "El amor de mi vida"

Cuando te perdí estaba deshecha. Recuerdo vividamente la última vez que te vi. Llevar esa última imagen tuya en mi mente destrozaba continuamente mi ser. En algún momento pensé que estarías conmigo siempre, lo cual no sucedió.

Te me perdiste con el pasar de los años y ahora simplemente te tire al olvido de la manera más política que pude. Lo que más suplicaba era no toparme contigo pues sentía que al verte volvería simplemente a recaer en ese depresivo estado de amor no correspondido. Y han pasando muchos meses de ese último día cuando por última vez yo te vi. Hoy por azares o "coincidencia" estoy frente a ti. Te estoy mirando como la última vez y mi corazón late rápidamente, casi al colapso, siento una inmensa alegría verte, pero estoy más feliz porque... Porque no estás junto a mí.

Sin lugar a dudas fuiste algo meramente pasajero. De esos amores que terminan doliendo a la gente como yo que amamos sin condición y enteramente. No es que no tenga gusto de verte y recuerde lo que viví a tu lado. Pero la realidad es que eres sólo eso. sólo un lindo recuerdo.

Verte de nuevo me sirvió para confirmar el hecho de que soy una mujer fuerte. Que lo vivido ha sido aprovechado. Que cada día que pasa me valoro aún más y que no importa lo que pase siempre estaré para mí. No merezco migajas, merezco amor completo y pleno. Las lágrimas que por ti derrame entonces valieron la pena.

Ahora que te veo de frente cuando el tiempo no pasa de largo, comprendo que la madurez ha llegado a la conciencia, en un grado que no cualquiera comprende. Tu desamor y el de otros me hicieron creer en el amor mismo y descubrir que he recibido lo que he merecido. El daño que causaste fue por mi permitido. El amor que en mi dejaste fue por mi alimentado. Ya no te amo, ni tampoco te extraño. Hoy puedo verte a los ojos y puedo decirte gracias por haberte marchado. Si no hubiese sido por tu partida, nada después de ti hubiese sido vivido; si no te hubieses ido no conocería jamás el amor verdadero o el valor de mi amor propio.

Ahora estás frente a mi y puedo mirarte a los ojos y no sentirme débil ante ti, ante mí. Ahora que estás frente a mi he comprendido que superé mis temores y derroté mis demonios, pues nada del viejo amor que te tuve, existe.

Solamente el placer de verte y poder decirte de frente: Gracias por haberte marchado, por no seguirme amando, por no ser... El amor de mi vida.


jueves, 21 de enero de 2016

25 Reglas modernas de etiqueta



Etiqueta es cuando de comportas mejor de lo que es absolutamente necesario. 

1. Si dices la frase "Yo te invito" significa que tu vas a pagar. Otra forma de decirlo sería "¿Qué te parece si vamos a un restaurante?". En este caso uno paga por su cuenta y sólo si uno de los dos acepta propone por el otro, este podrá aceptar. 

2. Nunca vayas de visita sin llamar antes. Si alguien llegó a tu casa de visita sin previo aviso puedes permitirle lucir la ropa que usas por lo general cuando estas allí solo. Una dama británica dijo una vez que si a su casa llegan visitas inesperadas ella agarra su sombrero y paraguas. Si la persona que vino es de su agrado ella le dirá "¡Ah que suerte que acabo de llegar y tu también!", pero si la persona que apareció sin avisar no es precisamente a quien ella quiere ver le dirá ¡qué lástima que deba irme!".

3. Nunca coloques tu teléfono inteligente en la mesa en lugares públicos. Si lo haces estás mostrando la importancia que tiene ese aparato en tu vida y lo poco que te interesa lo que está ocurriendo a tu alrededor; además puede ser interpretado por tu interlocutor como si estuvieras esperando el momento preciso para revisar tu cuenta de Instagram (por ejemplo) o responder una llamada, para acabar una conversación que para ti no es importante. Eso habla muy mal de ti. 

4. Nunca, nunca invites a alguien a una cita romántica para luego hablarle por medio de mensajes de texto. Nunca.

5. El hombre no debe llevar la bolsa de la mujer. Y el abrigo de la mujer solo debe ser manipulado por el hombre para llevarlo hasta el perchero o guardaropas. 

6. Si vas a alguna parte con alguien y él o ella saludó a una persona que tu no conoces deberás saludarla también. 

7. Muchos piensas que sólo se debe comer sushi con palitos chinos. Esto no siempre es así, incluso algunos piensan que los hombres pueden comerlos con las manos. Para las mujeres, por el contrario, no es algo recomendable, porque podrían perder su misterio y delicadeza. 

8. El calzado debe estar limpio SIEMPRE. 

9. No tengas conversaciones vacías por teléfono. Por otro lado, si necesitas hablar de algo serio lo mejor es encontrarse frente a frente, o por skype en un lugar privado.  

10. Si te han ofendido no vale la pena responder con una palabrota o un mal gesto, mucho menos levantarle la voz a quien ofende. No te rebajes a su nivel. Sonríe y amablemente retírate de la presencia de esa persona. 

11. Según la tradición, al andar por la calle el hombre siempre debe ir a la izquierda de la mujer, es un gesto de protección.

12. Los conductores deben recordar que mojar a los transeúntes haciendo pasar su automóvil por un charco es la peor de las faltas de respeto. 

13. No es prudente hablar en público acerca de: la edad, la riqueza, los problemas domésticos, la religión, las relaciones amorosas, los regalos, el honor, el deshonor y los procedimientos médicos. 

14. Al llegar a un cinema, un teatro, un concierto la manera correcta de pasar a los lugares asignados es dándole la cara a quienes están sentados. El hombre debe pasar primero. 

15. Nunca debes tocar a una mujer sin su consentimiento, ni agarrar su mano, o acercarte demasiado a ella durante una conversación. No es conveniente empujarla ni agarrar su brazo más aya del codo excepto las ocasiones en las que le ayudes a subir a un medio de transporte o a bajar de él, igualmente para pasar la calle. 

16. Si alguien intenta dirigirse a ti con un llamado un poco adecuado como "Oye tú" no vale la pena reaccionar a él. Tampoco vale la pena intentar educar a los demás, muchos menos durante un corto encuentro. Lo mejor es dar el ejemplo. 

17. La regla de oro para usar perfumes y colonias es la moderación. Si cuando caiga la tarde aún sientes el olor de tu perfume debes saber que el resto habrán tenido que soportarlo, y seguramente no lo disfrutaron tanto como tú. 

18. Un hombre educado nunca dejará de demostrarle a la mujer el debido respeto. 

19. En presencia de mujeres el hombre sólo podrá fumar si ellas están de acuerdo. 

20. Sin importar quién seas, al entrar a un recinto, saluda primero. 

21. Permite que los mensajes personales sigan siéndolo: los padres no deben leer la correspondencia (electrónica o en papel) de sus hijos, ni el esposo de la esposa y así sucesivamente. Meter la mano al bolsillo del otro es una falta a la etiqueta y una intromisión en el espacio personal. 

22. No intentes ir un paso más allá de la moda. Es mejor verse bien aunque no sea con el último grito de la moda, que a la moda pero sin estilo ni propiedad. 

23. Si luego de pedir perdón por algo y ya has sido absuelto, no vale la pena volver al tema y pedir perdón otra vez. Basta con no repetir tus errores. 

24. Reírse muy fuerte, hablar en voz demasiado alta, quedarse mirando a las otras personas puede resultar ofensivo para algunos. 

25. No olvides siempre agradecer a tus amigos, familiares y personas cercanas. Agradéceles por ejemplo por sus buenas obras y buena disposición para ayudarte. Expresar gratitud es un acto de personas educadas y sensibles. 

Y para finalizar quiero darte a conocer las palabras del legendario actor estadounidense Jack Nicholson:

"Presto mucha atención a las reglas de etiqueta. El cómo pasar el plato. No gritar de una habitación a otra. No abrir una puerta cerrada sin llamar antes. Dejar pasar primero a las mujeres. El objetivo de todas estas innumerables reglas es muy simple: hacer la vida mejor. No podemos vivir en un estado crónico de guerra con todos, eso es estúpido. Vigilo cuidadosamente mis modales. Esto no es un mito, Esto es todo un lenguaje de respeto mutuo que es comprensible para todos".

jueves, 12 de noviembre de 2015

Pensé que podría conquistarle…

Hay personas que no son destinadas para ti…

Por más que te hagan sentir, querer, confiar, ilusionar, creer, idealizar, suspirar, crecer, sonreír, luchar, soñar, cantar, entregar, conocer, estar, reír, anhelar, imaginar, jugar, intentar, caer, aprender y sobre todo: vivir.

Muchas veces me hice a la idea de que llegaría el día en que me quisiera o al menos sintiera un poco de lo que yo sentía por él, en que estuviera ahí para mí siendo mi persona especial, como lo estuve para él, día a día traté de llenarle de detalles, palabras, sonrisas, abrazos y acciones bonitas pero nada de eso bastó… Simplemente no me quería o no quería esto para su vida; en ocasiones dudo o dudé de lo que sentía, creí que lo había logrado y hasta él lo creía, pero en el fondo los dos sabíamos que no podríamos estar juntos por más cariño que existiera o por más que lo intentáramos.

Me fue difícil aceptarlo y tal vez aún no lo asimilo del todo, de lo único que estoy segura es de que él tiene otros planes para su vida; y no soy yo ni es él, simplemente el destino le hizo así difícil de entender fácil de querer pero inalcanzable para muchas; no fui yo quien no llenó sus expectativas, simplemente no había manera de hacerlo; es difícil cuando una persona no sabe decir un NO o un no te quiero engañar y no quiere confiar, pero es aún más difícil tener que ser tú la que encuentre todas las explicaciones del porque el engaño; guardando esperanzas que no servirán.

Lo único que sé es que me encantó no haber podido conquistarle y que no fuera esa persona destinada para mí, porque a pesar de ello lo quise tanto y es por eso que no me puedo imaginar cómo superará el sentimiento cuando llegue esa persona especial.