lunes, 4 de junio de 2007

Calladita te ves màs bonita


Cuantas veces el callar nos vuelve cómplices, el silencio nos hace espectadoras y hacedoras de nuestros propios dolores, cómplices de relaciones amorosas y sociales que nos excluyen, marginan y nos destruyen, no lo digo como figura retórica, sino como una realidad cada vez más "global", imposible de ocultar.

Nosotras hemos sido blanco del odio racial, del maltrato machista, porque la violencia contra las mujeres es la manifestación de relaciones desiguales entre hombres y el llamado "sexo débil", la discriminación que ha impedido nuestro desarrollo pleno que cuando se eleva a su máxima expresión, se traduce en violencia contra nosotras convirtiéndose en un mecanismo social fundamental y universal que conduce a la obediencia de la mujer respecto del hombre.
Cuanto tiempo mas cargaremos con esa marca, de calladitas nos vemos mas bonitas, donde esta nuestro valor…?