jueves, 28 de junio de 2007

La Rosa Negra

Una rosa negra te dejo, para que recuerdes lo frió que esta mi corazón ya que lo has lastimado sin razón.
El viento malicioso entra sin rumbo helando mi cuerpo y rompiendo mis huesos, no doy más en este mundo por eso una rosa negra te dejo para que recuerdes lo frió que esta mi corazón.

Mis párpados inchados no dan más ya el liquido que sale de ellos sera un vaso de agua más que me tomo.

Ya e arrancado mis uñas de tanto rasgar las paredes de desesperación por eso solo una rosa negra te dejo para que no me fastidies más.

Hasta aquí llego, preparo la orca para no vivir más, aunque ya no este contigo y estos sean los últimos versos que yo te escribo, mi alma no contenta con haberte perdido.