jueves, 30 de julio de 2009

...¿Serías?...


Serías la reina de un reino sin calma?
…la emperatriz del imperio que abarca mi alma?
…la princesa de un cuento que solo trae dolor?
…o la dueña absoluta de un alma sin salvación?

No hallaras riquezas en mi perdición,
ni la voluntad eterna de vivir con fervor,
ni la inocencia de un niño en este corazón,
tan solo un frió...helado yermo arrasado por la desolación…

Te atreverías a ser la reina de este reino sin perdón?
…la emperatriz de un imperio que hace siglos murió?
…la princesa del cuento que nunca nadie escribió?
…y la dueña de esta alma que su amo olvido?